domingo, 24 de mayo de 2020

[Iniciativa Nexus-1] Mundo forja Traya


Sólo ha sobrevivido un único párrafo en los registros del adeptus mechanicus sobre la fundación del mundo-forja Traya, es una breve exposición que describe su superficie como enteramente rocosa, en tonos ocres y rojos, y con algunas formaciones gris-azuladas, una esfera inerte sin apenas atmósfera y sin ningún interés evidente. ¿Por qué, entonces, el Mechanicum eligió precisamente aquel planeta del subsector Dalmacia? Varios de los Dominus al frente del mundo-forja han buscado una respuesta a lo largo de los milenios, los más imaginativos han querido ver la silueta de la cadena montañosa Draco Major como una sombra del dragón de marte, pero la verdad se encuentra lejos de poder ser descubierta. Sea como fuere, el lema “Hinc Sunt Dracones” suele encontrarse grabado o escrito en gótico o en lengua technis en parte del material manufacturado en el planeta.

Desde su fundación, los lazos de Traya con Marte han ido más allá del común respeto de otros mundos-forja, otorgándose su mando como recompensa a algún magos que escalara en la jerarquía del culto o que hubiera conseguido algún logro menor. Su ubicación relativamente apartada y su discreta importancia también lo han convertido en el cómodo retiro asignado a miembros del Mechanicum demasiado librepensadores o cuya presencia incomodaba en la jerarquía del culto. Traya sólo ha sido independiente de Marte en un breve periodo del 34º milenio, en el que la archimagos Zertia-Mei se reveló contra los dictados de Marte tras ser infectada con un tecnovirus que la llevo a una espiral de locura megalómana. En su ambición, conquistó varios sistemas del subsector, declarándose a sí misma “la voz del dragón de marte”, y fundando el culto al dragón marciano, una secta que todavía hoy cuenta con adoradores. El reinado de Zertia-Mei terminó abruptamente cuando decidió sumergirse en una piscina de magma para demostrar su divinidad.

Actualmente, la superficie del planeta está cubierta por construcciones industriales de todo tipo: factorías, laboratorios, torres de refrigeración, chimeneas, y agujas de hierro que ascienden kilómetros hacia el cielo. Cada palmo de su geografía ha sido utilizado, salvo por dos excepciones, el mar de mercurio, y la cordillera Draco Major, considerada un lugar sagrado.

El archimagos Ilirico Mundus es quien ejerce el control sobre Traya desde el 37º milenio. No se trata del único mundo-forja bajo su control, pero para sorpresa de otros magos, es donde Mundus ha decidido establecer el centro neurálgico de la Iniciativa Nexus-1, que atrae a magos y adeptos de todos los rincones de la galaxia.

Atención: el trasfondo de este artículo nace de un lore propio y no es oficial del juego Warhammer 40K

martes, 12 de mayo de 2020

[Escalada 2020] Primer cuatrimestre


Así, como si fueran las notas de un curso, por fin comparezco ante vosotros con mi resumen de lo pintado en lo que llevamos de 2020, cuarentena incluida. Me hubiera gustado hacer mensual o bimestral o trimestral… pero por H o por B, no he podido. Lo cierto es que he invertido una buena parte de mi tiempo libre en el hobby, pero ha habido mucho de montaje, conversión. También de pintura, pero alaaaaaargo el periodo de pintura, dejando las miniaturas en stand by a falta de unos detalles a veces durante semanas. Vaya, que he estado poco disciplinado. En fin, vamos allá:

Iniciativa Nexux-1



Tenía estos Kastelan robots desde hace tiempo montados e imantados, esperando a 2020 para entrar en la cola de pintura, y lo cierto es que fueron los primeros con los que me puse. Había visto este diseño con otros tonos y detalles distintos, pero me gustó mucho y decidí adaptarlo al esquema rojo/turquesa de mi ejército. Hacía mucho mucho tiempo (15 años) que no pintaba algo tan grande (y ya sé que no es tan grande) y nunca había pintado nada tipo robots, así que me apetecían mucho y los cogí con ganas. Quería jugar con transiciones de color para las luces, y así lo hice.

Tras imantar e imprimar en Wraithbone, hice las peanas en el mismo estilo de siempre, pero añadiendo esas rejas de metal oxidado que me inventé con unos trozos de plástico. Comencé por el visor de la cabeza, jugando con verdes, amarillos, blancos y tintas, hasta lograr ese efecto, del cual estoy muy contento.


Las zonas azules parten de Meredius Blue de P3, un poco oscurecida primero, luego una tinta nuln oil, seguido de una leve iluminación mezclando Meredius Blue con azul eléctrico de Game color. Las partes rojas tienen más trabajo, con transiciones en las que he utilizado rojo visceral de Vallejo, rojo puro de ArmyPainter, naranja tostado de vallejo y aurore de prince August. Detalles en metálicos, tinas, luces, y para el efecto desgaste esponjita y diversas mezclas de plateado y negro.  Oh, y algunas calcas del Mechanicus.

Me hubiera gustado que las transiciones destacasen un poco más, y en las fotos aún se aprecia menos. Con todo, estoy muy muy contento del resultado de estos robots, y he aprendido para la próxima, que es lo mejor.

Guardianes de Saphery:

Si recordáis, encontré el esquema de color para repintar mi viejo ejército de Altos Elfos en  diciembre del año pasado. He seguido, esta vez con los lanceros: el tono azul oscuro de las ropas y del escudo es incubi darkness, de citadel, y el claro del reborde de la cota es Meredius Blue, de P3. Zapatos en marrón cuero, de Prince August. La cota y detalles de la armadura en retributor armour, de citadel y el yelmo y la punta de las lanzas en plate mail metal de Army Painter. La piel está pintada con el contrast Darkoath flesh. Apliqué Nuln oil a las ropas y tinta avellana a la armadura (ambas de citadel). El fuste de las lanzas es con ultramarine blue de citadel oscurecido con algo de negro. Por último, las gemas en greenskin de Vallejo iluminada con Moot green de citadel.

Es un proceso sencillo que es lo que quería, algo no demasiado complicado y rápido de hacer. Son miniaturas sin demasiado detalle, lo que ayuda a terminar en un tiempo razonable. Ya me detendré en los héroes un poco más. El resultado me parece correcto, sin más, pero el esquema me gusta, así que bien.

Miscelánea:

Tenía muchos proyectos pendientes a los que me apetecía mucho echar mano, y así lo he hecho.

La vampiresa:


Se recordáis, ésta es una conversión que realicé a inicios de año como regalo del amigo invisible de mi trabajo. Os dejo leer allí los detalles de la conversión.

Sobre la pintura, es bastante sencillo, no quería que destacase demasiado. El esquema de color se basa en incubi darkness, de citadel y rojo visceral, de Vallejo. Iluminado con los colores descritos antes (a estas alturas de la entrada hasta yo me he cansado de detallar los colores)

Me gusta el resultado, la verdad, y fue todo un éxito. La destinataria quedó encantada y mis compañeros me aplaudieron la habilidad, así que muy bien.






Acolitos de Tzeentch (o como se llamen)


Tenía estos cuatro acólitos de la caja de silver tower que compré sueltos hace años porque me enamoré de ellos. Hice las peanas por entonces, y han estado esperando el momento de ser pintados no sé ni cuánto tiempo, pero por fin les llegó el turno.

Lo destacable de estos acólitos es la piel, quería seguir trasteando con el contrast Darkoath flesh, y así lo hice, utilizando menos o más cantidad, diluyendo, mezclando, etc, y luego realizando las luces con distintas pinturas, wraithbone, blanco puro, barbarian flesh… Para las armas también quise jugar, partí de un plateado y jugué mezclando directamente sobre la miniatura bronce, dorado, plateado y moot green, para darle ese aspecto de armas mágicas.

Lo cierto es que, sin ser perfectos, también estoy encantado con ellos.


Espectro

Al igual que los espectros del año pasado, a los que no voy a dejar un link redirigiéndoos porque me quedaron fatal, éste sale de una de las huestes espectrales que desmantelé para varios proyectos. Esta vez, con mucho miedo, intenté otra cosa, que básicamente se reduce en imprimar en blanco seguido de una capa diluida de Azul eléctrico de Game color, iluminado con blanco sobre la pintura fresca para marcar un poco más la luces. 

El esqueleto en Wraithbone, lavado de agrax, luces a pincel seco de wraithbone y luego blanco puro, y para el efecto mágico, Azul eléctrico diluido. Le peana está echa con restos de corcho. Para los cuchillos opté por un color bronce y la sangre con la pintura técnica de Blood for the blood god de Citadel. El resultado, sin ser espectacular, es mil veces mejor que mis espectros del año pasado, así que yo contento. Creo que es la miniatura que más rápido he pintado nunca… ¿10 minutos?

Cementerio modular




Otro proyecto que comencé hace eones y que llevaba cogiendo polvo en la caja años y años. Por fin me puse con ello. El trabajo mayor en realidad fue el de creación de las cuatro partes de cementerio, con cartón, plastiquitos, restos de madera, arena y algunos bitzs. La idea es que fuera para mis mesas de Frostgrave. El pintado es sencillo, creo que lo único a destacar del mismo es la estela de tres caras con inscripciones en ellas. Es lo que tiene más mimo, aunque tampoco mucho misterio.

Con todo, creo que quedó bien.


Atalaya




En 2017 participé en el Kickstarter de Norba miniatures (sí, ya sé, yo no sabía por entonces) de escenografía. Desde entonces he ido pintándolo todo, pero me quedaba precisamente el objeto del Kickstarter por el que pujé, la Atalaya. He de decir que me ha costado cierto tiempo de ingenio y masilla para que todo encajara bien, pero tampoco ha sido tan grave. Por fin está todo pintado, lo cual es una satisfacción.

Del pintado…. Pues mucho pincel seco, y ya. El único “secreto” fue el usar varios tonos de tierra y marron en el suelo para hacerlo menos homogéneo y luego distintos tonos de verde antes de poner distintos tipos de césped electroestático y arbustitos y tal. En la variedad está el gusto. Pensé que me iba a llevar mucho más de lo que finalmente me llevó, y queda resultón.


OBJETIVOS


  • Blackstone fortress: 0/14 miniaturas. Maaaaal, muy maaaal.
  • Ejército enano: 0/8 miniaturas. En mi defensa, he de decir que casi he terminado una… pero casi.
  • Iniciativa Nexus-1: 2/12 miniaturas. Los kastelans son el objetivo del que estoy más contento de esta escalada, y aunque son solo dos, ¡son bastante grandes!
  • Guardianes de Saphery: 4/25 miniaturas. Ok, sin más.
  • Miscelánea: 11/11 miniaturas. Demasiado bien. Este objetivo ya estaría completado… pero de seguro me voy a pasar con otras cosas. De hecho, el terminar este objetivo debería hacer que me disciplinara más con los otros y me olvidase de esos otros proyectos diversos… pero ya veremos si soy capaz. (Spoiler: No lo seré)

TOTAL: 17/70 miniaturas. Cuantitativamente deberían haber sido al menos 23 para pasar en positivo este cuatrimestre, pero como ya dije en los objetivos, quiero hacer cosas nuevas, y eso he hecho, retomando viejos proyectos, lo cual también es satisfactorio, y atreviéndome a dedicarle tiempo a miniaturas como los robots. Estoy contento, la verdad. Ojalá sea capaz de disciplinarme con los objetivos que quedan por terminar, sobre todo pienso en Blackstone y en el ejército enano. ¡Y ojalá os traiga actualizaciones más a menudo!

Eso es todo por ahora. ¿Qué os ha parecido? ¿Hay alguna miniatura que os haya gustado especialmente? ¿Cómo vais con vuestros objetivos de pintura este 2020?

sábado, 25 de abril de 2020

Competencia desleal de Nosolorol, una denuncia


Esta semana hemos tenido el día del libro, una fecha que me encanta por mi pasión por los libros, como a muchos, vaya. De todos es conocido que de entre los sectores que lo están pasando peor con esta crisis, la cultura es uno de los que más se resiente ahora, y más lo seguirá resintiendo en los próximos meses y quizá incluso años (pero esperemos que no). En este sector, el mundo editorial es complejo y frágil, y concretamente el espacio que ocupan los libros de rol y juegos, es un nicho reducido y aún más frágil que el resto. Las editoriales lo están pasando mal, y las librerías lo están pasando mal. Como todos, ¿verdad?

Pues en este clima, mientras otras editoriales procuran apoyar a los libreros, a las pequeñas tiendas amigas, y se inventan mil historias para seguir ahí, para apoyar este hobby y seguir con nosotros y asegurarse que les recordemos cuando esto pase, otras hacen todo lo contrario.

De vez en cuando tenemos la desgracia de encontrarnos con abusos y malas prácticas de algunas empresas, y en esta ocasión ha sido la española Nosolorol que, bajo la premisa del día del libro, ofrece a sus compradores una oferta de 3x2, algo que a los compradores nos puede sonar muy bien, pero que para empezar resulta ilegal, y para seguir, le clava un cuchillo por la espalda a los pequeños comercios y librerías que venden su material.

Podéis leer con más detalle lo ocurrido en el post que Agramar ha publicado en El descanso del escriba, aquí. Él se hace eco de la denuncia puesta por @Lycosaedro en twitter, a quien la propia compañía ha respondido justificándose en un “sálvese quien pueda”, que por muy desesperado que pueda ser, representa una competencia desleal, en traición directa a sus propios acuerdos comerciales y, lo más grave, va contra la ley que regula el comercio de libros. Es grave, y lo hacen sin esconderse, con un gran anuncio en su propia web.

Es indignante, al menos a mí me lo parece, y no se puede tragar con todo. Me parece que esta crisis debería hacernos reflexionar un poco sobre nuestro papel como consumidores, y tenemos un papel en esto, una decisión, apoyar a quien lo hace mal o a quien intenta resistir haciéndolo bien, sin saltarse las reglas ni las leyes. Yo, desde luego, sé del lado de quién quiero estar, aunque eso me cueste unos euros más.