domingo, 1 de mayo de 2016

Pinceles I : Orco paracaidista

Tras mucho tiempo alejado del hobby de manera activa lo he retomado hace año y medio por pura necesidad. Demasiado trabajo mental me invitaba a una ocupación tranquila que me permitiera hacer algo con las manos y relajarme. El problema es que me he mudado a unos mil quinientos km de la casa de mis padres, donde descansan las cajas/ataúdes de mis miniaturas sin pintar. Así que, impulsado por esas renovadas energías me dirigí a una tienda de mi ciudad y adquirí una caja de pintura básica de The Army Painter que incluía este orco paracaidista de Kromlech. Era perfecto para retomar el hábito y además la miniatura me encantaba. Para agrandar la imagen ya sabéis, click sobre ella.

Podéis ver el resultado, soy un pintor amateur con una cámara fotográfica amateur, pero para llevar tres años sin tocar un pincel y ocho sin hacerlo de manera habitual, me he quedado más que satisfecho.

Decidí seguir el esquema “sugerido” en la imagen oficial, el amarillo destaca bien con el verde orco, pero con las correas preferí grises, caprichos de uno, oigan. Imprimación negra siempre, luego para la ropa una base naranja (Pure Red 50% Demonic Yellow 50%) y lego capa más capa añadiendo progresivamente Demomic Yellow sin cargar demasiado el pincel, la última mezclada con una pizca de Matt White. Para las correas una mezcla de gris, la cara con Greenskin no demasiado cargado, iluminado luego mezclando con algo de blanco; las cremalleras sencillamente en Plate Mail Metal; botas y casco mezclando Leather Brown 75% y Pure Red 25%. Finalmente lavados de Strong Tone por aquí y por allá, ojitos tiernos de Pure Red, gafas jugando con el Ultramarine blue y Matt White, un poco de decoración en la peana et voilà: el orco patrón de los freaks perdidos.

Aunque pueda parecer sentimental esta miniatura tiene un lugar especial en mi estantería. Nunca me habían llamado la atención los pieles-verde, pero la estética pseudonazi que Kromlech ha puesto en esta gama mola un montón, además de su sana ironía histórica… Total, que es muy posible que me pille alguna miniatura más por el simple placer de pintarlas. Me han encandilado el Cirujano, el Comandante de tanque, el Capataz del IronReich con “sabueso Gnaw” (un garrapato, vaya) y sobre todo el Comisario. De momento mis proyectos van por otros derroteros… ¡Pero algún día!


2 comentarios:

  1. Pues bienvenido de vuelta! La verdad es que el orco ha quedado muy chulo. Lo veo incluso de tripulación de tanque. XD

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Bairrin, por pasarte, dejar el primer comentario y ser el primero en "seguirme" No tengo ni idea de si existen siquiera reglas de un juego de Kromlech, simplemente se dieron las circunstancias para la miniatura y aunque sea el Comisario solo terminaré comprándome, para que no esté solito el pobre paracaidista.
    Salud!

    ResponderEliminar